martes, 27 de abril de 2010

Efectos Secundarios.

Hoy escuchando a Loquillo recordé la secuencia de una película en que la protagonista (..esto creo haberlo escrito antes en otro sitio) rompía un gran cartel publicitario donde se veía la foto de una pareja superfeliz en una playa paradisíaca, mientras gritaba que estaba harta de que le enseñaran las vacaciones que nunca iba a tener.

Aunque a mi también me gustaría que Loquillo me enseñara la ciudad de Barcelona, yo no voy a romper la radio, porque me hace más llevadera la jornada laboral, porque me sirve para estar informada, escuchar puntos de vista diferentes, entrevistas a gente interesante, escuchar música y muchas cosas más, pero que no me digan que la radio es una forma de viajar a cualquier parte sin moverse de casa o de donde se sintonice, de eso nada, viaja el que sale en la foto, lo otro es….lo otro es un quiero y no puedo.

Esta es la película a la que hacía referencia.