sábado, 31 de julio de 2010

...más cine por favor...

Es curioso pasear por una página de carátulas de películas de cine, al menos eso me ha parecido a mí estos días en que lo he hecho. Y, si en una ocasión comparaba las piezas de un puzzle con la gente con la que nos cruzamos en nuestra vida, en esta ocasión podría hacer lo mismo con las películas.
Están esas que nos hacen sonreír por lo que nos emocionaron, nos divirtieron, con las que nos sentimos identificados, incluso por lo que aprendimos con ellas. Otras que prometían mucho por lo que nos hablaron de ellas pero que luego nos dejaron un tanto decepcionados. Las que queríamos ver porque ya leímos el libro pero nunca nos decidimos, tal vez para no decepcionarnos al comparar, por lo mucho que nos gusto la lectura, o las que pertenecen al grupo contrario, las que vimos y aún pretendiendo leer el libro, que dicen, siempre es mejor, acabamos adornando la estantería con un tocho con el que de cuando en cuando nos tropezamos para quitar el polvo. Hay otras que, aunque no recordemos con detalle la trama, nos traen a la memoria la melodía que tanto nos gustó, el tema que sonaba en una escena, lo que sentimos en aquel momento. Otras que no vimos pero que nos desplazan al momento que vivíamos cuando la proyectaron, incluso a los acontecimientos externos a nosotros mismos que quedaron asociados en un mismo tiempo. También las hay que nos hacen plantearnos problemas, enfermedades, dolores que nunca tuvimos pero que forman parte de la vida y por tanto del ser humano, o todo lo contrario, situaciones, viajes, amores, vidas a las que, para bien o para mal, no tenemos ni tendremos acceso nunca.
Por circunstancias, últimamente no veo mucho cine, al menos no cuando lo estrenan, pero sin duda si hay una forma de dejar de pensar en uno mismo, esa es metiéndose, desde la butaca de un cine, en los problemas, los éxitos, los amores....las vidas de unos personajes de ficción con los que podemos reír y llorar...según nos pille.

4 comentarios:

Gustavo dijo...

LOLA, HAS VUELTO. DESEABA DEJARTE UN AGRADECIMIENTO POR TUS PASADAS, EN UN NUEVO POST. Y LO HAS CONCEBIDO PENSANDO Y HABLANDO DE CINE. UNA DE LAS ARTES QUE MAS SIGO Y...ACOMPAÑA. ES COMO TU LO DICES. EL CINE NOS LIBERA, NOS HACE COMPAÑIA...NOS EVADE, PERO CUANTO ENSEÑA Y MARAVILLA. DISFRUTA DEL VERANO. AQUI, BS. AS., CON MUCHO FRIO. ABRAZO.

Gustavo dijo...

LA PELI JAPONESA ES BUENA. GRACIAS POR COMENTAR. EL CINE, ENTIENDO, NOS UNE...HAY TANTO PARA VER. TODOS LOS AFICHES QUE HAS SUBIDO ME TRAEN A LA MEMORIA SALIDAS, ARGUMENTOS, ACTUACIONES. QUE SIGAS DISFRUTANDO DEL VERANO. AQUI, MUCHO FRIO. SALUDOS.

Pescadora de Perlas dijo...

Hola Lola.
Muy interesante tu reflexión, a veces como en sueños nos identificamos con esos personajes de ficción, al leer un libro, al mirar una película.

Me gusta la nueva estética de tu blog.

Bso y buena semana para vos.;-)

Lola dijo...

Gracias a los dos, Gustavo y Pescadora de Perlas por leer y comentar mi blog.
He estado ausente unos días y veo que tengo lecturas de ambos pendientes, pero buscaré un rato para ponerme al día.
Saludos.