lunes, 19 de julio de 2010

...tal vez soñar



Porque la mente humana tiene recursos insospechados, tanto para hacer sufrir como para evitar un sufrimiento innecesario, se puede intentar justificar algunas carencias pensando que posiblemente no se está preparado para tener eso que deseamos y que sólo llegará cuando sea el momento….

Soñé que tus manos acariciaban mi cara, que tus ojos buscaban los míos, que me veías reír y llorar, que escuchabas con una sonrisa las mil razones que doy cuando tengo la seguridad de tener razón, que admirabas la serenidad con que afronto temas que a otros hacen perder los nervios, soñé que me despertaba con tu mano recorriendo mi espalda, o tal vez la mano era la mía y la espalda acariciada era la tuya….no sé, pero te soñé feliz y me sentí feliz…..luego desperté y me pregunté cuantas caricias estamos perdiendo en el camino, si no hay otra forma de coincidir más que cuando se está preparado para ello o si la esperanza es como una droga que aplaca la tristeza y la impaciencia de quien no puede tener lo que quiere.....comprendí que no había una sola respuesta, ni un único estado de ánimo; que soñar puede ser bueno pero también malo, que la esperanza no es el amuleto que hace reales nuestros deseos, que unas veces negaré sueños y esperanzas y otras serán el motor que impulse mi andar.....

1 comentario:

Gustavo dijo...

LOS SUEÑOS, LOLA, QUE MISTERIOSOS, CREATIVOS, BELLOS Y...HORRENDOS, ALGUNAS VECES, PERO QUE SERIA DEL HOMBRE SIN LOS SUEÑOS. DULCES Y ESPERANZADORES SUEÑOS...BAJO LA LUNA DE JULIO. ABRAZO.