martes, 15 de junio de 2010

Sueños

Nieve. El alma humana sabe por la experiencia de milenios que la nieve suele significar frío, soledad y muerte, salvo cuando aparece en la estación propicia, en pequeñas cantidades y cae donde debe caer; en este caso simboliza abundancia de bienes.
Pero por lo demás, cuando se sueña con nieve y frío es que hay frío y soledad en el alma, pues la nieve es agua solidificada, y es también el inconsciente y los sentimientos que han perdido su movilidad y su vida.
Es un sueño que corresponde casi siempre a un periodo de introversión, de dolor y soledad.
Pérdida o perderse. Los sueños de objetos perdidos se relacionan con el sentimiento de posesión o con la necesidad de desembarazarse de algo, de perderlo de vista. De aquí la ambivalencia de estos sueños, y para interpretarlos primero debemos analizar qué es lo que simboliza lo perdido, y luego el sentimiento que despierta su pérdida.
Cuando la sensación del sueño es la preocupación o el pesar por lo perdido denota la existencia de sentimientos de culpabilidad relacionados con el simbolismo de lo perdido; si en el sueño más que lamentar la pérdida nos empeñamos en su búsqueda es la ambición y la codicia lo que se halla en juego.
Automóvil.


Volver - Jaime Gil de Biedma.

Mi recuerdo eran imágenes,
en el instante, de ti:
esa expresión y un matiz
de los ojos, algo suave

en la inflexión de la voz,
y tus bostezos furtivos
de lebrel que ha maldormido
la noche en mi habitación.

Volver, pasados los años,
hacia la felicidad
-para verse y recordar
que yo también he cambiado.