lunes, 15 de noviembre de 2010

Sueños...




Escuela.
Es un sueño que suele presentarse cuando debemos afrontar cualquier clase de prueba, aun cuando no se trate de un examen, y refleja la tensión que siempre precede a estas ocasiones.
De no ser así, indica, nuestra frustración ante las actuales circunstancias, de cómo se desarrolla nuestra vida actual. Es como si nuestro subconsciente quisiera recordarnos que la vida es una escuela que no podemos rehuir; que no es más que una continua lección que debemos aprender, y que si no la asumimos o no la aprendemos, habremos vivido en vano.
Examen.
Es un sueño relativamente frecuente en personas que han realizado estudios y se han examinado repetidamente; cuando en la vida debe hacerse frente a algún problema o situación difícil es cuando tiene lugar este sueño que traduce la angustia del momento y el afán de salir airoso de la prueba.
La importancia de este sueño es que revela cierta debilidad y falta de confianza en las propias fuerzas, por lo cual, una indagación psicológica realizada cuando este sueño se repite más de una vez nos permitirá identificar el lado débil de nuestra personalidad.
Atar.
Soñarnos atados significa una dependencia que ya empieza a pesarnos demasiado y cuya solidez está en relación a la de los lazos que nos atan. En este sueño hay que tener en cuenta el lugar al que nos hallamos atados (si es una persona hay que reconocer de quién se trata) y la naturaleza de las ataduras, lo que completará la interpretación. Si durante el sueño rompemos las ataduras, significa liberación.
Monedas.
Cuando en sueños nos vemos contando moneda corriente, es decir, de escaso valor, nos augura dificultades económicas. Soñar que perdemos monedas nos advierte sobre nuestra falta de economía, pero si las hallamos refleja nuestro íntimo deseo de emprender tareas más lucrativas.