martes, 14 de septiembre de 2010

Malos tiempos para la lírica.


Seguro que la semana pasada hubo mucho bueno, pero yo tengo unos apuntes…..

Curas que abusan de niños y que pretenden convencernos de que lo suyo ha sido pecar y por tanto basta con pedir perdón, en lugar de reconocer que han cometido un delito y deben rendir cuentas ante la ley como cualquier otro ciudadano.

Una persona que pone en jaque al mundo poniendo condiciones al gobierno más poderoso del planeta. Un loco que pretende representar a occidente y no precisamente para favorecer una alianza de civilizaciones, más bien para provocar una guerra de religiones, justo lo que quieren los terroristas musulmanes.

Y digo yo, si tenemos claro que una persona así no representa al mundo occidental, creyentes o no, ¿porqué hay quien cree que Al qaeda representa a todos los musulmanes, y por tanto todos son iguales?

No sé, tal vez hay muchos intereses económicos por medio y no interesa que el mundo esté en paz. De sobra es sabido que la información puede dirigir la opinión de la gente en el sentido que interese. Y no hay que irse a temas tan serios, ni a países lejanos, basta con oír detenidamente las noticias; hace unos días, cuando hablaban de unas declaraciones hechas por uno de los convocantes de la próxima huelga, emplearon amenaza donde claramente iba advertencia, y bueno, no se piensa lo mismo de una persona que advierte que de una que amenaza.

Claro que también pueden hacerse las cosas sin tapujos, dejando ver que se hace lo que le da la gana a uno sin tener en cuenta acuerdos y normas vigentes, como han hecho los dirigentes franceses al expulsar a gitanos simplemente por el echo de serlo, vamos, por racismo.
¿Cómo era aquello?....¿Libertad, igualdad, fraternidad?, ¿Igualdad, libertad, fraternidad?, ¿Fraternidad.......?

Lo dicho, como decían Golpes Bajos, malos tiempos para la lírica.

2 comentarios:

Julia dijo...

Sí Lola, tienes toda la razón. Te pones a leer la prensa y hay pa cag.... Suerte que siguen habiendo personas buenas. De hecho creo que hay muchas más buenas que malas, lo que ocurre es que las malas hacen tanto ruido que parecen más y las buenas... bueno a lo mejor es que tampoco hay que ser tan bueno, a lo mejor es que un pelín de mala leche por parte de los buenos no estaría de más si sirve para parar los pies a los malos. Pero ya se sabe, empiezas haciendo de chico bueno y acabas de mercenario. ¡Uffff! Qué complicado que es todo esto. Y sin embargo hay que seguir, por más piedras que encontremos en el camino, hay que seguir andando y además procurando ser feliz, aunque solo sea a ratitos, porque solo tenemos esta vida y hay que aprovecharla.

Un beso muy fuerte.

Gustavo dijo...

ES ESTE UN MUNDO COMPLEJO. LO QUE SI ESTA CLARO ES QUIEN ES QUIEN. HAS POSTEADO UN ANALISIS DE VALIA QUE DESCRIBE ASPECTOS DE UNA REALIDAD ACUCIANTE. MUCHO DE LO QUE CITAS, CON OTROS NOMBRES, TAMBIEN SUCEDE POR AQUI. ABRAZO CORDIAL.